Mensaje de la Rectora

En nombre de la Universidad del Valle, permítanme darles nuestra sincera y cordial bienvenida a esta gran familia universitaria a la que han decidido pertenecer.

Al escribir estas palabras, inicié un proceso de reflexión que me llevó a plantearme una serie de preguntas… ¿Quiénes son estos jóvenes que hoy inician sus estudios superiores? ¿Qué expectativas tienen? ¿Qué retos les esperan? ¿Qué mundo tendrán que construir?

Cada año se integran a esta Universidad un porcentaje importante de los mejores bachilleres nicaragüenses, jóvenes que han decidido estudiar para ser dueños de sus propios destinos, para alcanzar un futuro mejor, para triunfar. Muchachos privilegiados porque han podido escoger la institución educativa que han deseado y porque se decidieron por la excelencia, por la Universidad del Valle.

Confiamos que, en el transcurso de estos años como estudiantes, les ayudaremos a adquirir los conocimientos y experiencias necesarias que les permitirán alcanzar sus metas y asumir con éxito la responsabilidad social que les espera.

Centroamérica, es una región con la inmensa necesidad de reducir sus niveles de pobreza y de acelerar su desarrollo. Bien sabemos que la riqueza de las naciones yace en la producción de ideas. Muy acertadamente se ha nombrado el siglo XXI como el siglo del conocimiento.

Basta con mirar un mapa y podremos constatar que muchos países, con enormes recursos naturales, están viviendo en la pobreza, mientras otros, que no los poseen, se encuentran entre los más ricos del mundo. ¿Por qué? Porque han sabido apostar por la educación, la ciencia y la tecnología.

Sabemos también que, gran parte de la desigualdad económica y social existente hoy, está directamente relacionada con los bajos niveles educativos de la población y disminuirla es la gran tarea de los ciudadanos más preparados.

Es aquí en donde el reto se presenta, urge la necesidad de jóvenes líderes profesionales para hacer entre todos un mejor mundo. Tengan ustedes la completa seguridad que es la educación con calidad el más eficaz instrumento para lograr el desarrollo con justicia que merecen las y los nicaragüenses.

Aspiramos a que cada uno de ustedes se convierta en una semilla del mundo futuro, un mundo más tolerante, moderno, innovador, racional, justo, eficiente y constructivo, más productivo, con igualdad de oportunidades y donde todos podamos convivir en paz.

Nicaragua requiere de jóvenes profesionales con visión para lograr mejorar la calidad de vida de sus conciudadanos, con una perspectiva holística que incorpore el patrimonio científico y cultural de la humanidad a las propuestas de soluciones.

Hoy inicia una nueva etapa de formación en sus vidas en la cual son ustedes los actores principales de los días por venir. Les invito a iniciar cada día con energía y optimismo.

Para finalizar, sólo me queda reiterarles que durante los próximos años buscaremos y trabajaremos junto a ustedes, para que se desarrollen con éxito como estudiantes y profesionales, para que trabajen por sus sueños y motivaciones junto con sus compañeros y profesores.

No duden en acercarse a cualquiera de las personas que colaboramos en esta Universidad del Valle para comunicarnos sus ideas, dudas, deseos o contratiempos. Estén seguros que encontraremos una solución.

Nuevamente siéntanse todos BIENVENIDOS.

Afectuosamente,
MBA Kathia Sehtman
Rectora Universidad del Valle